euroquímica protective coatings and industrial paints
12
SEP
2018

Mortero ignífugo, la alternativa más costosa.

Posted By :
Comments : 0

La protección pasiva contra incendios tiende a clasificarse en una de las tres categorías siguientes: hormigón denso, cemento ligero y revestimiento intumescente. No todos son fabricados igual. Recientemente, los recubrimientos de cemento se han vuelto menos relevantes para la protección contra incendios de una instalación. A medida que la tecnología ha progresado, los recubrimientos intumescentes han reemplazado a los métodos anteriores de protección pasiva contra incendios industriales como los más exitosos y rentables. Algunas de las razones para ello se discuten a continuación.

mortero ignifugo

Mortero ignífugo

El potencial del cemento como material resistente al fuego fue reconocido hace mucho tiempo. Muchas instalaciones de refinamiento construidas antes de la Segunda Guerra Mundial utilizaban ampliamente el hormigón denso como medio de protección contra incendios. El material es económico y se sabe que soporta incluso temperaturas extremadamente altas. Sin embargo, los problemas surgieron rápidamente.

El hormigón es pesado, lo que llevó a la necesidad de sobreespecificar el acero estructural. También significaba altos costos de mano de obra, ya que el encofrado de cemento alrededor del acero es un proceso laborioso y de múltiples pasos. También se descubrió que el enfriamiento rápido después de un incendio conduce a la formación de grietas en el hormigón y en algunos casos graves compromete la integridad estructural del material. Este daño es a veces difícil de detectar y podría convertirse en un peligro para quienes trabajan en la instalación.

El mortero ignífugo como medio de protección contra incendios se ha abandonado en gran medida en favor de técnicas más recientes, que ofrecen un rendimiento superior y menos inconvenientes.

Mortero ignífugo ligero

El mortero ignífugo cementoso ligero conserva la ventaja de estar basado en materias primas baratas y sin los problemas asociados con el peso extremo. Como su nombre indica, el material es significativamente más ligero que el cemento denso y por lo tanto no requiere la sobre-especificación del acero estructural. Pero la impermeabilización con cemento ligero retiene los altos costos de mano de obra asociados con el concreto denso. Debe ser aplicado en varias capas sucesivas, lo que aumenta los costos de mano de obra. Estos productos también comparten la tendencia al agrietamiento de sus predecesores.

mortero ignifugo

Sin embargo, quizás la mayor responsabilidad de un recubrimiento de cemento es la inevitable creación de espacio entre el recubrimiento y el sustrato. Este espacio tiene una tendencia a acumular humedad, lo que a su vez fomenta la corrosión del sustrato. A largo plazo, este desafortunado defecto puede causar que un recubrimiento de cemento ligero vaya en contra de la integridad del activo que se pretendía proteger.

Recubrimientos intumescentes

Los recubrimientos intumescentes funcionan carbonizándose y expandiéndose en presencia de calor extremo. El aumento de volumen y la consiguiente disminución de la densidad ralentiza el calentamiento del sustrato, aumentando el tiempo antes de que el propio acero comience a fundirse. Las intumescentes normalmente se hinchan hasta 25 veces su grosor original cuando se envuelven en llamas. Esta expansión les permite proporcionar una barrera entre las llamas y el acero que es exponencialmente más grande que un revestimiento que no se hincha.

La adición de espesor a una aplicación de revestimiento intumescente aumenta la cantidad de hinchazón que se producirá en caso de incendio. Por ejemplo, si se ha determinado que un recubrimiento de 350 mil de un intumescente dado tiene un índice de resistencia al fuego de 1,5 horas, teóricamente se necesitarían 700 mil para alcanzar un índice de resistencia al fuego de 3 horas. En realidad, sin embargo, el grosor añadido a veces se especifica en ciertas áreas como curvas y grietas, por lo que puede ser necesario algo así como un grosor de 750 milésimas de pulgada para lograr una clasificación de 3 horas.

Ventajas de la pintura intumescente frente al mortero ignífugio.

Cuando los recubrimientos intumescentes vienen en fórmulas de un solo componente, son mucho más fáciles de aplicar que los recubrimientos de hormigón denso y cementosos ligeros y, por lo tanto, se acompañan de costos de mano de obra mucho más bajos. En Euroquímica somos profesionales especializados en la fabricación de los mejores recubrimientos del mercado.

Además, como se aplican directamente sobre el acero, no se crea ningún espacio en el que la humedad pueda asentarse e incitar a la corrosión. Los recubrimientos intumescentes combaten la corrosión de forma muy similar a los recubrimientos protectores tradicionales, con la diferencia de su capacidad de hinchamiento y los espesores mucho mayores a los que se aplican inicialmente.

Nuestros asesores podrán informarles como pueden utilizar la pintura intumescente en sus proyectos.