euroquímica protective coatings and industrial paints
13
AGO
2018

Pintura intumescente

Posted By :
Comments : 0

La pintura intumescente es actualmente uno de los recubrimientos de color más solicitados por las pequeñas, medianas y grandes industrias, por sus grandes ventajas y su resistencia térmica. Se puede afirmar con seguridad que este tipo de pinturas responden  a los avances químicos y tecnológicos y a décadas de investigación para lograr que el entorno industrial sea más seguro y confiable. Acompáñanos a conocer las características, usos y grandes ventajas que tiene esta pintura.

pintura intumescente

Qué es la pintura intumescente

Comencemos por definir la pintura intumescente. Se le denomina sistemas intumescentes a los materiales que proporcionan protección a las estructuras metálicas contra la acción del fuego. Dependiendo del tipo de perfil a proteger, estos sistemas resguardan las superficies desde 30 hasta 180 minutos. En otras palabras, la protección intumescente es un sistema de protección pasiva contra los incendios. Evidentemente estos sistemas no ayudan a apagar el fuego pero tampoco lo alimentan así que reducen la magnitud de los incendios y sus daños.

En ese sentido, las pinturas intumescentes están compuestas a base de agua de un solo componente y ofrecen una protección pasiva contra el fuego a las superfícies donde se han aplicado. Estas superficies suelen ser vigas y pilares (portantes) de acero empleado en construcción.

Este tipo de pinturas, como la palabra intumescente lo indica, se hinchan y se carbonizan ante la presencia persistente del calor hasta el punto de que la espuma que produce la reacción forma una barrera aislante que protege la estructura por el tiempo antes mencionado.

Es así como, la pintura intumescente protege la estructura de soporte del edificio ante un eventual incendio durante el tiempo estimado, que puede calcularse de acuerdo al espesor de la capa de pintura.

Características de la pintura intumescente.

Actualmente, múltiples marcas de pinturas proporcionan el sistema intumescente, así que la composición puede variar de una a otra levemente. No obstante, fundamentalmente la pintura intumescente contiene una matriz ligante, una resina o emulsión, fuente de ácido (poli-fosfato de amonio), fuente de carbón (poli alcohol), agente propelente (melamina) y sal metálica (dióxido de titanio).

Estos componentes son precisamente los que reaccionan ante las altas temperaturas de un incendio, liberando compuestos ricos en carbón que finalmente forman la espuma antes mencionada.

Al ser una formula química, sus componentes son los que le confieren sus propiedades, y en ese sentido también desde Euroquímica hay una permanente innovación en el desarrollo de nuevos componentes o mezclas de ellos que potencian aún más las cualidades de la pintura. Los laboratorios de Euroquímica realizan constantes ensayos para alargar la durabilidad de la resistencia al fuego, disminuir espesores y mejorar aspectos de aplicabilidad.

El resto de características de este tipo de pinturas se define por el color (que fundamentalmente es blanco); el peso específico, que puede ser por ejemplo de 1,3 gr/c.c.; el extracto seco, que por lo general supera el 60 %; el consumo, que puede ser de 2,2 kg/mm; el volumen de sólidos, la viscosidad y el tiempo de secado.

Por otra parte, por lo general esta pintura se aplica en interiores con el blanco como color base y un acabado mate con tiempo de duración de secado de 24 horas, que puede variar según el grueso de aplicación.

Funcionamiento de la pintura intumescente.

La temperatura estimada para el colapso del acero es de 500º C, así que la pintura intumescente y sus reacciones químicas empiezan a actuar desde el contacto con los 200º C. Con esto, se garantiza la protección a la estructura durante un tiempo estimado de hasta de cuatro horas, lo cual amplía el margen de gestión de los bomberos y servicios de urgencias, evitando las pérdidas totales.

Estas pinturas intumescentes de Euroquimica tienen certificación de calidad, para garantizar protección con un máximo de cuatro horas de acuerdo con la prueba de incendio de tipo celulósico UL 263 o tipo hidrocarburos UL 1709.

En cuanto al funcionamiento físico-químico de la pintura, la acción se centra en esa capa espumosa. La misma es en realidad una capa carbonosa que se crea en una secuencia única de reacciones químicas, producto de la exposición a las altas temperaturas, por la proyección de gases inertes de determinados componentes.

En ese orden de ideas, la pintura, para dar estabilidad a la estructura metálica de un edificio, requiere de una serie de constituyentes fundamentales como un agente carbonizante, un catalizador, un agente productor de gases y un soporte.

Usos y aplicación de la pintura intumescente

La pintura intumescente es utilizada para realizar recubrimientos resistentes al fuego en elementos estructurales como vigas, columnas, placa colaborante, pilares en acero, tensores, cerchas, correas, etc. En cuanto a las estructuras, generalmente se usa en entornos industriales como plantas, galpones, bodegas, etc. y en edificios de uso público como aeropuertos, centros comerciales, entre otros. Sin embargo, para salvaguardar vidas también se recomienda su uso para conjuntos residenciales habitables.

pintura intumescente

Como antes mencionamos, al contacto con el fuego, la pintura forma una espuma termo-aislante de muy baja conductividad térmica que actúa como barrera entre la estructura y las llamas, aislando así la estructura de pasar a un nivel crítico o de colapso.

Es importante resaltar que la protección contra el fuego de acero estructural con sistemas de pinturas intumescentes consta de tres capas sobre la sección de acero: la capa imprimante, la capa de pintura intumescente y por último el sello. La imprimante y el sello a utilizar deben ser compatibles con el sistema intumescente de la pintura, avalados por una voz de autoridad en el tema. Por eso, es recomendable que las tres capas sean seleccionadas de una misma marca.

Ahora bien, la aplicación de este sistema se realiza mediante equipos de pulverización sin aire con motor de aire y bomba de desplazamiento. Las presiones de servicio deben ser de 510 bares, con alimentación anexa por compresor neumático de 7 bares a ¾”.

En ese aspecto, entonces, se utilizan las máquinas con proyector  airless, capaz de bombear productos de alta viscosidad. En ese sentido, las boquillas recomendadas son las de paso igual o superior a 0,019” intentando graduar el paso de la cantidad de material que queramos dejar por cada capa aplicada, aproximadamente unas 400 micras.

En apariencia, la pintura se ve igual al resto. Su acabado es liso y muy estético, con gruesos de sucesivas capas de hasta 3.000 micras. Y cuando se trata de extensiones pequeñas, la pintura puede aplicarse manualmente, pero en este caso el acabado es rugoso con aspecto estucado.

Es importante mencionar que las pinturas de Euroquimica cumplen con éxito la normativa Código Técnico de la Edificación (C.T.E.) en lo referente a la  protección pasiva contra incendios (p.p.c.i.). En ese orden, son sometidas a diferentes pruebas de laboratorio que estiman la relación que existe entre el espesor de pintura aplicada, el perfil de acero donde se aplica y el tiempo que tarda en alcanzar 500º C.

Por otro lado, aparte del acero, esta pintura también se puede aplicar sobre otras superficies como la madera o el hormigón, que de antemano son aptas para aplicar pinturas ignífugas o intumescentes.

Diferencia entre las pinturas ignífugas e intumescentes

Todas las pinturas intumescentes tienen propiedades ignífugas, pero no todas las pinturas con propiedades ignífugas son necesariamente intumescentes. En ambos casos, son sistemas que evitan la propagación del fuego pero tienen sus diferencias.

La pintura ignífuga es la que tiene propiedades que no contribuyen a la propagación de la llama ni a la propagación de humo por combustión. La intumescente, por su parte, se diferencia elemente en la reacción, pues ante el fuego se hincha y genera una espuma capaz de aislar por un lapso de tiempo la superficie respecto al fuego.

Es por eso que, comprar una pintura ignífuga, aunque ofrece ventajas en contra de la propagación del fuego, no es lo mismo que comprar estrictamente una intumescente.

Tipos de resistencia al fuego

La resistencia al fuego se mide de acuerdo al grosor de la capa de pintura y el tipo de perfil que se protege. Es por eso que algunas estructuras específicas demandan una clasificación de resistencia intumescente precisa.

pintura intumescente

La manera más fácil de identificar la resistencia es a través de los títulos como pintura intumescente r90, pintura intumescente rf 120, pintura intumescente r60, pintura intumescente r30, pintura intumescente r120, etc. La letra “r” es el indicativo de resistencia y el número hace referencia al tiempo de esa resistencia cuantificado en minutos. Entonces, una pintura intumescente r60 nos dice que puede proteger la estructura con la capa espumosa aproximadamente por 60 minutos, por ejemplo.

Ahora bien, el espesor de la pintura intumescente se mide según la masividad de los perfiles metálicos. En ese sentido, se opera de manera lógica según este cálculo:

Espesor pintura intumescente según masividad

A medida que aumenta el valor del área de la sección transversal del perfil y el perímetro del acero, que consiste en la suma de las caras expuestas al fuego, el espesor de la pintura intumescente a aplicar también tiene que aumentar, para obtener la misma protección al fuego.

De esta manera, se aplica la pintura en las superficies metálicas de acuerdo a las normativas de masividad y al factor de retardancia (r120, r30, r60, etc.). Sin embargo, otro factor que también influye de manera importante en la protección de la pintura es la marca, y ahí es cuando re-direccionamos la mirada hacia el mercado.

Es importante mencionar que más allá de conocer virtudes y precios, el sector de la construcción debería tener conocimiento acertado de la medición de la masividad del perfil protegido, y su correspondiente rating de resistencia al fuego requerido, para hacer una aplicación de pintura correcta. Lamentablemente, muchos profesionales de la construcción ignoran estas nociones y subestiman los sistemas de intumescencia haciendo cálculos “a ojo”. En esos casos, es evidente que los resultados no son los mismos. Por eso mismo Euroquimica ofrece su equipo de profesionales que le ayudarán a escoger el tipo de pintura intumescente que necesiten.

Ventajas de la pintura intumescente

Existen varios métodos de protección de estructuras contra el fuego, pero entre las que ofrece la pintura intumescente están:

  • La ventaja más evidente es que protege las estructuras ante incendios de manera automática, al retrasar el tiempo de colapso.
  • No interfiere las formas de los perfiles estructurales, así que conserva y potencia el sentido arquitectónico de las obras.
  • Posee además una fuerte cualidad selladora que preserva las características de estanqueidad u aislamiento térmico a las llamas y ausencia de proyección de gases inflamables en las estructuras a las que se aplica.
  • Las de capas más densas retrasan hasta por 4 horas el punto de colapso del edificio, tiempo suficiente para que los sistemas de emergencia puedan hacer su trabajo y apagar las llamas.
  • Puede ser versátil. Existen combinaciones con otras pinturas de terminación para una mayor versatilidad de las aplicaciones.

¿Sirve para exteriores la pintura intumescente?

Es bien sabido, y antes lo comentábamos, que esta pintura es ideal para proteger estructuras interiores, pero la pregunta es ¿se puede utilizar en exteriores? Y la respuesta al ser asertiva nos revela otra de sus grandes ventajas.

Esta pintura se puede aplicar en estructuras de acero interiores y exteriores, y la protección es la misma. Cuando se aplica en exteriores, lo único que varía es el esmalte de terminación, que debe ser resistente a la radiación UV, humedad y lluvias. En esos casos se puede usar un esmalte al agua Hidrorrepelente o esmalte Multisuperficie.

Si estás pensando en recubrir la superficie de las estructuras metálicas de un edificio, te informamos que no solo es un mecanismo de prevención a considerar, sino una necesidad y en algunos casos un requerimiento legal (si se trata de entornos industriales o públicos). En Euroquimica pueden encontrar el mejor producto y el mejor asesoramiento.

Contacte con nosotros ahora!!